Por qué Shopify? Por qué Shopify?

Publicado en por Moxie Digital

A pesar de que he sido usuaria de otras plataformas robustas como Magento y Vtex, decidí que al empezar a trabajar haciendo consultoría y montajes de sitios web, usaría Shopify y acá les cuento el por qué.
En el 2011 tuve mi primer acercamiento con el mundo del e-commerce. Hacía parte de un gran grupo empresarial y la inversión no era una limitante. Después de evaluar varias opciones, decidimos trabajar con Magento. El canal de e-commerce era muy nuevo en ese entonces y existían pocas alternativas en el mercado.

Al año de tener nuestras tiendas en línea, nos dimos cuenta de que el equipo seguía creciendo a un ritmo muy superior que las ventas. De igual manera, teníamos que invertir mucho en infraestructura para mantener el sitio estable (hosting del sitio) y en garantizar la seguridad de nuestros clientes.  Igualmente, teníamos una gran dependencia con la agencia y cualquier cambio que quisiéramos hacer o el desarrollo de una nueva funcionalidad, implicaba un gran esfuerzo en tiempo y dinero.
Tuvimos que crear entonces un equipo grande de soporte y gestión que hacía muy pesada la operación y muy lento el retorno de la inversión.

Un tiempo después llegó la plataforma Vtex a Colombia y decidimos migrar. Desde entonces, Vtex se ha convertido en el indiscutible líder del mercado para las grandes empresas en Colombia. La ventaja: ofrecen un software SaaS, lo que significa en palabras fáciles de entender, que todo el tema de infraestructura y desarrollo es gestionado directamente por ellos y tu no tienes que encargarte de esto, simplemente pagas un fee mensual para cubrir esos costos.

Vtex es una excelente plataforma, sin embargo, identifiqué que algunas cosas seguían siendo iguales. Los desarrollos o mejoras deben ser hechos directamente por ellos lo que implica cierto grado de dependencia y los costos de operación también eran altos pues aunque es una plataforma SaaS, la inversión inicial era significantiva y su mantenimiento requería ayuda de personal con conocimientos técnicos dentro del equipo.

Unos años más tarde tuve la oportunidad de trabajar en un emprendimiento americano que tenía como único canal de distribución al e-commerce. El emprendimiento tenía buenos fondos de financiación e invirtió una buena suma de dinero en el desarrollo de su plataforma pues al ser sú único canal de ventas, tenía que ser bueno. Fue allí donde conocí a Shopify y desde ese momento cambió mi perspectiva frente a esta industria.

Los americanos tienen una forma simple de ver las cosas, si tú tienes la capacidad, hazlo tu mismo. Tienen estructuras planas lo que les permite obtener rápidos retornos sobre la inversión y se enfocan en lo que realmente genera valor: dedican todos sus esfuerzos a vender más y a crecer, invirtiendo en ventas y mercadeo. Fue aquí donde entendí que la tecnología debe ser un facilitador y eso es precisamente lo que hace Shopify.

Al igual que Vtex, Shopify ofrece un servicio SaaS donde ellos se encargan de todo el tema de seguridad, infraestructura y desarrollo. A diferencia de Vtex, el administrador de la plataforma es completamente amigable como para que toda su gestión sea hecha por personas sin conocimiento técnico. Se necesita una buena capacitación y entendimiento para manejarla y saber cuándo se debe recurrir a alguien que sepa programar. Lo mejor es que la red de desarrolladores en el mundo es enorme, lo cual hace que haya una gran oferta en términos de precio, calidad y servicio, eliminando la dependencia de un proveedor particular.

Lo mejor es que los valores de fee y variables  por transacción son variables de acuerdo a tu presupuesto, lo que te permite ir escalando a medida que tu proyecto crece. Además, incluso en el plan más alto, los valores son menores que los ofrecidos por Vtex.

Mucha gente ha satanizado a Shopify como si fuera para pequeñas empresas. Esto no es cierto, empresas tan grandes con P&G, The Economist y Red Bull usan ShopifyPlus. Lo importante es entender que con Shopify puedes llegar hasta donde quieras y escalar sin problemas, puedes hacer desarrollos que aunque puedan resultar más favorable que con otras plataformas, no significa que vas a poder hacerlo gratis. Si hay alguna funcionalidad que necesitas y no existe en una app del mercado, probablemente puedas pagar por su desarrollo si dispones del presupuesto.

Existen además miles de apps en Shopify que permiten que ensayes funcionalidades en tu tienda sin tener que invertir una cifra grande en un desarrollo que no sabes cómo va a impactar tus ventas. Eso es lo mejor de esta plataforma, su filosofía de Lean Startup, donde puedes probar e iterar de forma pequeña y eficiente para crecer con pasos fuertes y seguros.

Es importante también resaltar que algunas empresas medianas y pequeñas prefieren usar software libre como Wordpress y Prestashop. Quisiera mencionar que los costos de mantenimiento y soporte de hosting y la gestión de seguridad para evitar ser hackeados, hacen que esas opciones sean descartadas para mí pues no solo terminan siendo más costosas, sino que pueden ir en detrimento de tu marca. Wordpress en particular es una plataforma que no es nativa de ecommerce y por lo tanto, no tiene la robustez necesaria para gestionar de forma eficiente un negocio de ventas online.

Algunas otras ventajas de Shopify:
  • Disponibilidad de soporte en Español 24/7 vía chat.
  • Retorno más rápido de la inversión con valores más bajos de montaje y equipos eficientes de gestión.
  • Shopify es tu socio, por lo tanto quiere que vendas más. Con esto te garantizan que siempre tendrás un software actualizado y con tecnología de punta que seguramente desarrollando tu mismo, nunca podrías pagar.
  • Alta seguridad al tener servidores propios y firewalls. Tu tienda se certifica SSL automáticamente al estar en Shopify, lo que garantiza toda la encriptación de la navegación de los usuarios. Quienes compran en una tienda Shopify se sienten seguros.
Es por esto que creo que aunque no hay software perfecto para todo el mundo pues cada necesidad es diferente, dentro de las opciones del mercado y por su relación costo-beneficio, para mi Shopify es la mejor manera de operar tu tienda online.
 
A pesar de que he sido usuaria de otras plataformas robustas como Magento y Vtex, decidí que al empezar a trabajar haciendo consultoría y montajes de sitios web, usaría Shopify y acá les cuento el por qué.
En el 2011 tuve mi primer acercamiento con el mundo del e-commerce. Hacía parte de un gran grupo empresarial y la inversión no era una limitante. Después de evaluar varias opciones, decidimos trabajar con Magento. El canal de e-commerce era muy nuevo en ese entonces y existían pocas alternativas en el mercado.

Al año de tener nuestras tiendas en línea, nos dimos cuenta de que el equipo seguía creciendo a un ritmo muy superior que las ventas. De igual manera, teníamos que invertir mucho en infraestructura para mantener el sitio estable (hosting del sitio) y en garantizar la seguridad de nuestros clientes.  Igualmente, teníamos una gran dependencia con la agencia y cualquier cambio que quisiéramos hacer o el desarrollo de una nueva funcionalidad, implicaba un gran esfuerzo en tiempo y dinero.
Tuvimos que crear entonces un equipo grande de soporte y gestión que hacía muy pesada la operación y muy lento el retorno de la inversión.

Un tiempo después llegó la plataforma Vtex a Colombia y decidimos migrar. Desde entonces, Vtex se ha convertido en el indiscutible líder del mercado para las grandes empresas en Colombia. La ventaja: ofrecen un software SaaS, lo que significa en palabras fáciles de entender, que todo el tema de infraestructura y desarrollo es gestionado directamente por ellos y tu no tienes que encargarte de esto, simplemente pagas un fee mensual para cubrir esos costos.

Vtex es una excelente plataforma, sin embargo, identifiqué que algunas cosas seguían siendo iguales. Los desarrollos o mejoras deben ser hechos directamente por ellos lo que implica cierto grado de dependencia y los costos de operación también eran altos pues aunque es una plataforma SaaS, la inversión inicial era significantiva y su mantenimiento requería ayuda de personal con conocimientos técnicos dentro del equipo.

Unos años más tarde tuve la oportunidad de trabajar en un emprendimiento americano que tenía como único canal de distribución al e-commerce. El emprendimiento tenía buenos fondos de financiación e invirtió una buena suma de dinero en el desarrollo de su plataforma pues al ser sú único canal de ventas, tenía que ser bueno. Fue allí donde conocí a Shopify y desde ese momento cambió mi perspectiva frente a esta industria.

Los americanos tienen una forma simple de ver las cosas, si tú tienes la capacidad, hazlo tu mismo. Tienen estructuras planas lo que les permite obtener rápidos retornos sobre la inversión y se enfocan en lo que realmente genera valor: dedican todos sus esfuerzos a vender más y a crecer, invirtiendo en ventas y mercadeo. Fue aquí donde entendí que la tecnología debe ser un facilitador y eso es precisamente lo que hace Shopify.

Al igual que Vtex, Shopify ofrece un servicio SaaS donde ellos se encargan de todo el tema de seguridad, infraestructura y desarrollo. A diferencia de Vtex, el administrador de la plataforma es completamente amigable como para que toda su gestión sea hecha por personas sin conocimiento técnico. Se necesita una buena capacitación y entendimiento para manejarla y saber cuándo se debe recurrir a alguien que sepa programar. Lo mejor es que la red de desarrolladores en el mundo es enorme, lo cual hace que haya una gran oferta en términos de precio, calidad y servicio, eliminando la dependencia de un proveedor particular.

Lo mejor es que los valores de fee y variables  por transacción son variables de acuerdo a tu presupuesto, lo que te permite ir escalando a medida que tu proyecto crece. Además, incluso en el plan más alto, los valores son menores que los ofrecidos por Vtex.

Mucha gente ha satanizado a Shopify como si fuera para pequeñas empresas. Esto no es cierto, empresas tan grandes con P&G, The Economist y Red Bull usan ShopifyPlus. Lo importante es entender que con Shopify puedes llegar hasta donde quieras y escalar sin problemas, puedes hacer desarrollos que aunque puedan resultar más favorable que con otras plataformas, no significa que vas a poder hacerlo gratis. Si hay alguna funcionalidad que necesitas y no existe en una app del mercado, probablemente puedas pagar por su desarrollo si dispones del presupuesto.

Existen además miles de apps en Shopify que permiten que ensayes funcionalidades en tu tienda sin tener que invertir una cifra grande en un desarrollo que no sabes cómo va a impactar tus ventas. Eso es lo mejor de esta plataforma, su filosofía de Lean Startup, donde puedes probar e iterar de forma pequeña y eficiente para crecer con pasos fuertes y seguros.

Es importante también resaltar que algunas empresas medianas y pequeñas prefieren usar software libre como Wordpress y Prestashop. Quisiera mencionar que los costos de mantenimiento y soporte de hosting y la gestión de seguridad para evitar ser hackeados, hacen que esas opciones sean descartadas para mí pues no solo terminan siendo más costosas, sino que pueden ir en detrimento de tu marca. Wordpress en particular es una plataforma que no es nativa de ecommerce y por lo tanto, no tiene la robustez necesaria para gestionar de forma eficiente un negocio de ventas online.

Algunas otras ventajas de Shopify:
  • Disponibilidad de soporte en Español 24/7 vía chat.
  • Retorno más rápido de la inversión con valores más bajos de montaje y equipos eficientes de gestión.
  • Shopify es tu socio, por lo tanto quiere que vendas más. Con esto te garantizan que siempre tendrás un software actualizado y con tecnología de punta que seguramente desarrollando tu mismo, nunca podrías pagar.
  • Alta seguridad al tener servidores propios y firewalls. Tu tienda se certifica SSL automáticamente al estar en Shopify, lo que garantiza toda la encriptación de la navegación de los usuarios. Quienes compran en una tienda Shopify se sienten seguros.
Es por esto que creo que aunque no hay software perfecto para todo el mundo pues cada necesidad es diferente, dentro de las opciones del mercado y por su relación costo-beneficio, para mi Shopify es la mejor manera de operar tu tienda online.